top of page

LA CHIRICHOTA, LA NUEVA APUESTA CARNAVALERA Y ESCÉNICA DE VÍCTOR LEMES




Se acerca febrero y con él los deseados carnavales en Canarias. Sin embargo, este año llegan con un plus y una apuesta segura como generador de risas y buen rollo. Se trata de la Chirichota, el nuevo proyecto del cantautor grancanario Víctor Lemes que pretende conquistarlos teatros, peor sobre todas las calles carnavaleras del Archipiélago.

Cofundador de la Chirimurga del timple y componente durante siete años, Lemes dio un paso al lado el pasado año y decidió salirse del grupo para montar un nuevo formato. “La idea inicial era salir a la calle en el carnaval de día, tanto en el de Santa Cruz como en el de Las Palmas e, incluso, en el de Cádiz. Pero empezó a irse un poco de las manos y a unirse gente con bastante renombre”, explica el grancanario en una entrevista concedida a Atlántico Hoy.


PRIMERAS FECHAS

En este sentido, pone en valor la apuesta personal por el grupo del tinerfeño Aarón Gómez, uno de los actores, cómicos y artista multidisciplinar más reconocido en las Islas. “Me dijo que si quería contar con él, que se apuntaría encantado”.

Con la incorporación del chicharrero y el resto de fichaje para la Chirichota, Lemes reconoce que “fue cogiendo un poco más de dimensión” y ya pasaba de ser carnaval de calle a tener más proyección. “Hemos ido cerrando actuaciones en teatros y haremos una presentación oficial el 4 de febrero en el Teatro Guiniguada (Las Palmas de Gran Canaria) y el 9 del mismo mes en la Sala Timanfaya (Puerto de la Cruz, Tenerife).



SECRETO HASTA EL ESTRENO

El nuevo conjunto juega con la incertidumbre, amén de píldoras que han ido dejando en redes sociales, hasta la presentación de ese día 4 de febrero. “El late motiv es jugar con la ambigüedad. Dar un título de lo que podemos ir, pero sin decir exactamente de lo que vamos disfrazados”, relata el creador de la Chirichota, sobre le nombre que han dado a ese secreto espectáculo: Vuelven los clásicos.

Sobre la historia, Víctor Lemes cuenta que se desarrolla “a través de un personaje” por el que comparten “diferentes análisis de la sociedad, de la actualidad y de todo un poco, pero siempre desde el prisma de ese personaje que no queremos desvelar hasta el día de la presentación”.


REPERTORIO

El repertorio musical que avanza el autor que va a sonar son popurrís, cuplés, pasos dobles, canciones sueltas… “Y estará aderezado un poco con sketches teatrales entre bloques, que sobre todo se encarga esa parte Aarón, que tiene mas rodaje y tablas en cuanto a teatro y representación escénica. Yo estoy mas volcado en las canciones y en las letras”.

Al igual que su anterior proyecto carnavalero (Lemes lleva dedicándose a la música 20 años) reconoce que está “totalmente inspirado” en las populares chirigotas de Cádiz, pero especifica que no las que van a concurso, “sino más el concepto de las callejeras, que no se basan en unos parámetros de concursos en el que se marcan tiempos y número de componentes, sino más anárquicos y por libre”.

IDEA DEL NOMBRE

Dentro de ese formato de chirigota callejera, lo que le añade esencia al grupo son ingredientes canarios. “Que se llame la Chirichota es porque la che es la letra más característica canaria y le queríamos dar ese toque, además de la chota, para los que estamos más ‘pa allá que pa acá’, con un poco de locura”. Asimismo, aclara que son una referencia más directa a una chirigota que una murga, porque en una murga no se pueden tener instrumentos armónicos. “Es verdad que las chirigotas de concurso van con bombo y caja y solo guitarra. Nosotros solo tenemos un cajón, un bongó, la guitarra y un guitalele. Es añadir de manera libre, sin ceñirnos en normas, instrumentos a nuestra bola”, aclara Lemes. “Es más bien como la Canción de la risa (Carnaval de Santa Cruz), que incluso no terminan de ser como una murga, sino como chirigota. Yo actué con la Chirigota del timple fuera de concurso y vimos los diferentes formatos que hay”, agrega.


HECHO PARA LA CALLE

Como no podía ser de otra manera, la idea del grupo es para divertirse, alimentar el carnaval, sobre todo el callejero, “que parece que todo se ha institucionalizado mucho y si no hay un concurso parece que no hay carnaval y el carnaval hay que dárselo también a la gente que está por la calle”. A pesar de que el pretexto para la creación de la Chirichota es el carnaval, Lemes aclara que el repertorio “se puede extrapolar a cualquier fecha del año” y que ya en el grupo anterior tenían actuaciones hasta octubre. “Esto va a ser igual. No es un repertorio que nombre la palabra carnaval todo el rato. Es coger un personaje y hablar a través de él sobre lo que vivimos y acontecemos y eso es extrapolable a cualquier época del año”, detalla.




Seis de los siete componentes de la Chirichota. / Chirichota


EQUIPO DE LA CHIRICHOTA

Para poner en funcionamiento esta nueva ‘pedrada’ carnavalera, Lemes trató de reunir al mejor equipo posible para que las fichas se complementaran de la mejor manera y no fue nada difícil. “Cuando empecé me quise rodear de compañeros que se dedicaran a esto directamente o colateralmente, que estén vinculados al arte, a la música, a la canción o al carnaval”, contextualiza. Así, explica que Dani Quevedo, por ejemplo, “no es profesional de esto, pero le gusta muchísimo el Carnaval. También estuvo en una murga y me pareció que meter a un chico que tenga una base de datos carnavalera era importante”. Además, aparte de Aarón, hay otro actor, Abraham Santa Cruz, “que como lo conocía y sé que cantaba, pues podría ser un buen activo”. El resto de componentes que presenta Lemes son Juan Dávila, Alberto Vila y Dani Rodríguez.


FICHAJE DE AARÓN GÓMEZ

Sobre cómo se forjó la incorporación de Aarón Gómez al grupo grancanario, Víctor Lemes, gran amigo del tinerfeño, relata que le comentó por teléfono lo que estaba montando y el actor no dudó. “Que le encantaría estar”, confirma, a lo que añade que le trasladó los problemas logísticos de que viva en la isla de enfrente. “Me respondió que como prácticamente todas las semanas viajaba a Gran Canaria, por una cosa u otra, no había problema. Y si no, que venía ex profeso para ensayar y así ha sido”, afirma el fundador de la Chirichota. Lemes confiesa que con la entrada de Aarón “la dimensión que le da es otra liga. Por sí mismo llena teatros y tiene lo credenciales que tiene. Le da un plus, sobre todo de artes escénicas, independientemente de la canción”, finaliza.


EL NUEVO RUMBO DE AARÓN

En este sentido, el propio actor chicharrero -aunque medio lagunero a día de hoy- se declara «muy fan» del anterior proyecto de la Chirimurga de Víctor Lemes y rememora que cuando le ofreció entrar en el proyecto «no esperaba a que fuera a decir que sí, lo cual tiene lógica por ser de Tenerife y con una agenda apretada», comparte Aarón Gómez a Atlántico Hoy. Sin embargo, el polifacético actor estaba en un momento de «coger nuevos rumbos, nuevos proyectos», por lo que le abrió las puertas, aunque con pequeñas condiciones. «Es un proyecto musical, pero es verdad que para acceder le pedí que fuese más teatral. No solo esa parte de su talento de escribir y componer, que lo tiene y mucho, sino la posibilidad de llevarlo un poquito más a esa parte escénica, de interactuar mejor», argumenta Aarón. Así, y a las puertas del estreno, el cómico valora que «ha quedado un proyecto muy interesante y hay autenticas genialidades de Víctor y voces espectaculares. La mía no es una. Yo aporto otras cosas, aporto belleza», se ríe Aarón, quien confesó que también tiene «muchas ganas de estrenar» porque están en esa época que odian todos, «que estamos repitiéndolo demasiado y tiene que llegar el estreno para parir y quedarnos a gusto», cierra Aarón Gómez.


15 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page